viernes, 17 de enero de 2014

Jardinería: Consejos para el diseño de un jardín de bajo mantenimiento

Existen distintas formas de realizar un jardín que resulte atractivo sin necesidad de trabajar en exceso.
La clave para un jardín de bajo mantenimiento está en la integración de materiales duros con zonas de plantación de escaso mantenimiento.

Para ello el primer paso es la sustitución parcial o total del césped, pues como todos sabéis el césped tiene mucho trabajo no sólo de siega sino de abonado, escarificado, aireado, etc. Podríamos sustituir parte del césped por plantaciones de arbustos de alta densidad, cuyo suelo este cubierto por un geotextil (Fibertex 120 gr/m2) con un mulch de corteza decorativa o de algún árido de colores.

Otra opción será la utilización de pavimentos duros, ya que estos proporcionan una superficie de escaso mantenimiento. debemos buscar colores de pavimento que se combinen con el de las plantas.

Igualmente podemos utilizar como elementos decorativo, y que sirve de mulch, vidrios triturados de colores que le dan colorido al jardín.

La utilización de plantas aromáticas (lavanda, romero, santolina, tomillo, etc), así como plantas arbustivas (Durillo, Mirto, Escalonia, Ligustrum, etc) harán que nuestro mantenimiento tenga pocas necesidades.

Jardín de bajo mantenimiento
Jardín de bajo mantenimiento con vidrio triturado